“Nueva York se perdió ante los saqueadores y las escorias”

NUEVA YORK.- El presidente estadounidense, Donald Trump, expresó este martes que Nueva York quedó sometida a los saqueadores y a la “izquierda radical” durante la jornada del lunes, en la que se realizaron nuevos saqueos en el marco de las protestas por la muerte de George Floyd.

“Nueva York se perdió ante los saqueadores, matones, la izquierda radical y otras formas de pordioseros y escorias”, escribió el presidente en su cuenta de Twitter.

Además, enfiló sus críticas hacia los hermanos Andrew Cuomo, gobernador de Nueva York, quien ha rechazado el ofrecimiento de Trump para desplegar la Guardia Nacional, y Chris Cuomo, presentador de la cadena CNN, habitualmente denostada por el mandatario. “Los ratings de ‘Fredo’ bajaron 50%”, celebró el líder republicano.

El presidente también aseguró que anoche “no hubo problemas” en Washington DC. “Muchos arrestos, gran trabajo de todos. Aplastante fuerza, dominación. Asimismo, Minneapolis estuvo grandioso (gracias presidente Trump!)”, se elogió a sí mismo. El lunes, Trump prometió restaurar el orden tras el mayor estallido de protestas en décadas, anunció que iba a enviar tropas a las calles de Washington y amenazó con desplegar soldados en el resto de los estados si no cesa la violencia.

Una semana después de la muerte de George Floyd, un hombre negro de 46 años que fue asfixiado por un policía blanco que lo inmovilizaba en Minneapolis, las protestas se extendieron de costa a costa y desde el domingo derivaron en disturbios generalizados y en saqueos.

En la Ciudad de Nueva York, el alcalde amplió el toque de queda, después de que Manhattan fuera escenario en las últimas horas de saqueos, sobre todo en tiendas de lujo. Las protestas, que se desarrollaron pacíficamente durante la tarde, se desbordaron con disturbios hacia la noche. Tiendas de las marcas Nike, Michael Kors o Lego y otras de aparatos electrónicos en el corazón de la metrópoli fueron tomadas por grupos de jóvenes.

El mandatario continúa culpando a la izquierda de instigar las protestas y considera que el grupo Antifa es una organización terrorista, una designación nunca antes impuesta hacia movimientos estadounidenses.

Por su parte, el alcalde Bill De Blasio, demócrata, denunció el tono “belicoso” y la “retórica polarizadora” de Trump, que desea ser reelegido en noviembre. “No son sus declaraciones de las últimas horas las que provocaron todo esto, sino lo que ha hecho en estos años”,

@VictorSuarezCRD