La ingenuidad de la Asamblea Nacional Venezolana.

 

AUTOR: Lic. Luis Columna Solano

@lcolumna 

Madrid: Después de leer varios artículos de prensa que dan cuenta de la pieza legislativa del Parlamento Venezolano que declara la renuncia por abandono de Nicolás Maduro al cargo de presidente de la República,  no puedo más que afirmar que la democracia en  ese país está verdaderamente en crisis y no necesariamente por falta de libertades públicas, sino por el uso simplista y populista de las instituciones oficiales.

En nuestra opinión creemos que la llamada Mesa de Unidad Democrática instalada en la presidencia de la Asamblea Nacional, está haciendo un flaco servicio a su país y a sus votantes anarquizando la actividad política en un enfrentamiento estúpido y sin sentido con el Poder Ejecutivo.

Es  posible que el fenecido presidente y fundador del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) Hugo Chávez Frías, se equivocara al elegir a su entonces Canciller Nicolás Maduro como sucesor, cuando pidió al pueblo elegirlo presidente tras su muerte…. Pues bien, Chávez murió y el pueblo votó y eligió  el 14 de abril del 2013 a  Nicolás Maduro Morros como Presidente Constitucional hasta el 2019. Un hecho consumado, por más que la  Asamblea Nacional quiera ignorarlo.

Desde que la Mesa de Unidad de Democrática (MUD) ganó apabulladamente las elecciones de medio términos el 8 de diciembre del 2015 tras conseguir 107 de 167 que tiene el Hemiciclo, la misma se ha convertido en un elemento disociador, incluso intentado revocar el periodo de gobierno del presidente Maduro y han puesto en marcha un campaña de descrédito  internacional que ha lastrado la imagen del país en la región y gran parte del mundo.

En ese sentido hemos visto por varios países a la peculiar diputada opositora Lilian Tintori (esposa de Leopoldo López), denunciando que en su país está pasado algo parecido al Holocausto Nazi o un Apartheid Sudafricano, así como buscado apoyo político en Europa y muy especialmente en España contra el gobierno de Venezuela. Un error que podría pasarle factura electoral en el 2019 a la oposición con un nuevo triunfo del “Chavismo” ahora” Madurismo” a parte del daño en las relaciones diplomáticas entre ambos países.

 

Dicho esto, tengo la firme creencia de que la oposición política venezolana está nadando en dirección incorrecta desde que decidieron entrar en las instituciones y al mismo tiempo continuar en las calles. Si el propósito natural de toda oposición es ser alternativa de poder al gobierno, lo prudente es que se dediquen a trabajar desde la Asamblea Nacional, los Estados y Municipios y demás territorios donde gobiernan o controlan, de forma democrática y no intentando boicotear la labor diaria de un gobierno legítimo y moribundo que ha cumplido más de la mitad de su periodo constitucional.  Si no rectifican y hacen caso a las recomendaciones de los enviados especiales por la Unión de Naciones Sudamericana UNASUR, en el 2019 le regalaran las elecciones a Maduro y luego dirán

que le hicieron fraude.

About the Author

Víctor Suárez
Víctor Suárez, Republica dominicana, EldiariodeSantoDomingo.com, 809 805 2735

Be the first to comment on "La ingenuidad de la Asamblea Nacional Venezolana."

Deja un comentario

Tu email no será publicado.