Declaración Pública.

Pelegrin Castillo:

“Venció la imposición autocrática al servicio de las agendas antinacionales y oligárquicas”

En primer término, saludamos a todos los ciudadanos que con corrección concurrieron a las urnas a votar por los candidatos de su preferencia, con el deseo de fortalecer la democracia.

Queremos darles las gracias mas expresivas a todos los compatriotas que nos respaldaron con su voto Azul 10 de la Fuerza Nacional  Progresista y el Polo Soberano.

Sepan qué valoramos mucho su identificación con el esfuerzo que realizamos para la defensa de la Patria y sus valores. Nos alienta y refuerza su apoyo, durante un proceso electoral muy difícil, marcado por grandes iniquidades  y prácticas antidemocráticas.

Deseamos expresar nuestra gratitud a todos los que asumieron el reto de ser parte de las boletas presidencial, congresual  y municipal de la FNP y el Polo Soberano, y lo hicieron con gallardía y entrega sincera. Especial mención queremos hacer de la Licda Daysi Sepulveda de Cruz, quien asumió de manera ejemplar su candidatura a la Vicepresidencia.

Han sido muy valientes y responsables, porque pese a las grandes dificultades, han cumplido dignamente con el deber de darle al pueblo dominicano una opción que, ante la rampante genuflexión de los actores políticos frente a los
poderes foráneos, levantó  la agenda de soberanía y autodeterminación, de identidad nacional e integridad territorial, de defensa y promoción de valores esenciales.

Hicimos lo correcto, lo que nos indicó nuestra consciencia,  y lo que nos exigía la comprensión que tenemos sobre las amenazas que se ciernen sobre la existencia de la nación dominicana. Siempre tuvimos muy presente que uno de los riesgos que corren los que adoptamos posiciones de vanguardia o de testimonio defendiendo causas nacionales, es quedarnos  solos, ser incomprendidos o descalificados . Ha sucedido otras veces antes,  y debemos asumirlo como un sacrificio necesario que abonará las luchas que deberá librar el pueblo en el porvenir!

Pudimos comprobar a lo largo de esta campaña que la gran mayoría  de la ciudadanía, carece de una información siquiera mínima de los desafíos reales que enfrentamos  como nación, y que es víctima fácil de las costosas manipulaciones mediáticas que construyen y desconstruyen percepciones, conforme a las recomendaciones de afamados expertos extranjeros.

Siempre proclamamos que la lucha que libramos en ésta coyuntura se expresaría en términos electorales, pero es de índole esencialmente nacional y patriótica, de resistencia y liberación, y por tanto, no debe terminar el 15 de mayo aunque se desenvuelva en lo porvenir en otros ámbitos.

En lo personal, siempre  preferiremos ser aplastados defendiendo la Patria y sus Valores, que aceptar ser parte de una confabulación de intereses espurios  en su contra, o consentirla en silencio. El presidente Medina dijo en ocasión de su derrota del 2007:  “me venció el Estado”, y ahora nosotros podemos decir: ” nos venció un sistema corrompido y excluyente”

Nos hubiera gustado reconocer sin reservas el triunfo electoral del Presidente  Danilo Medina, pero no debemos hacerlo porque no fue una victoria en buena lid. Aunque  quisieramos estar equivocados, pensamos que del mismo solo se desprenderán consecuencias muy perjudiciales para la República.

Queremos citar a Don Miguel Unamuno, quien frente a la imposición de un poder brutal sentenció: “Vencer es convencer, y hay que convencer sobre todo” . Esta expresión refleja cabalmente las convicciones que tenemos sobre este proceso tortuoso y degradado.

El Presidente Medina ” venció” pero no convenció  porque muchos no podemos olvidar que aquí, hace apenas un año, se dio un golpe a la Constitución, al Sistema de Partidos, y a los principios democráticos con el “pacto reelección por reelección” para forzar la reforma constitucional, y que para su ejecución se emplearon medios ilícitos muy censurables.

“Venció” pero no convenció porque su reelección se impuso con una estrategia antidemocrática de avasallamiento y entronización, que buscó “legitimar” el golpe constitucional antes señalado, y que contó con el respaldo de poderosos intereses oligárquicos y foráneos. Más que elecciones democráticas, presenciamos en muchos planos una verdadera subasta electoral.

“Venció” pero no convenció porque para abrirle paso a su reelección el Presidente Medina asumió compromisos graves con inconfesables agendas antinacionales o genuflexas, cuyas implicaciones habrán de verse en un futuro no muy lejano. Y como muestra de lo que afirmamos señalamos el Acuerdo de Asistencia Militar suscrito con los Estados Unidos en enero del año pasado por el gobierno dominicano, que afortunadamente fue anulado por el Tribunal Constitucional, y que estaba llamado a convertir a la Republica, en una base militar de esa gran potencia.

“Venció” pero no convenció porqué ha llevado el sistema clientelar populista, con las combinaciones entre cúpulas de la partidocracia y la oligarquía, a niveles nunca alcanzados, basado en una ruinosa tendencia al endeudamiento público, fomentando el avance de una economía canalla, y la consolidación de los monopolios y oligopolios, que concentran rentas e impiden la creación de verdaderas riquezas sociales.

“Venció” pero no convenció porque supo establecer alianzas encubiertas muy eficaces con fuerzas ” formalmente opositoras ” , y además, supo neutralizar con gran astucia aquellas otras que pudieron determinar la segunda vuelta y una genuina y plural  renovación del Congreso.

La democracia y las libertades, los equilibrios y contrapesos, que ya estaban debilitados por los incumplimientos de los mandatos de la Constitución del 2010, han salido más debilitados en esta prueba electoral. La forma en que se manejó el “sofisticado y ágil” escrutinio electrónico organizado por la JCE solo incremento las dudas y la desconfianza sobre el proceso. A pesar de que fue extensa y abierta la compra de cédulas, fue poco lo que se hizo para enfrentarla. Deploramos además que el órgano rector electoral no quiso o no pudo emplear sus poderes constitucionales otorgados por el párrafo iv de su  Artículo 212, para garantizar una competición electoral con equilibrio y transparencia.

Todos aquellos actores que debiendo reaccionar para frenar  esa peligrosa tendencia a la concentración del poder personal, asociada a una agenda de genuflexión frente a los poderes extranjeros no lo hicieron en esta ocasión que nos brindaba el sistema institucional, deberán asumir las consecuencias de su error histórico. Como dijera Winston Churchill: “la debilidad no es lo mismo que la traición pero muchas veces tiene los mismas consecuencias catastróficas”

No tenemos la menor duda de que en el futuro el pueblo dominicano, cuando tome plena consciencia de la magnitud de las infidencias y la infuncionalidad de sus clases dirigentes, reaccionara como siempre lo ha hecho:
con una lucha desesperada por preservar su existencia. Muy probablemente, serán otros los actores y otros los escenarios.

Anunciamos que la  Fuerza  Nacional Progresista  y el Polo Soberano,- que ya logramos los objetivos del camino político propio  y el posicionamiento programático -, convocarán en un futuro próximo asambleas de reflexión y evaluación crítica de esta experiencia electoral, la primera a la que concurrimos con candidaturas propias desde el año 1990. En lo inmediato, hemos instruido a nuestros dirigentes documentar todas las irregularidades groseras que pudieron comprobar y a exigir en cada junta electoral un conteo cabal de los votos en las tres boletas.

Finalmente, queremos evocar a Duarte, quien es el inspirador de esta lucha trascendente, cuando nos recuerda  que “Por desesperada que sea la causa de la Patria siempre será la causa del honor…”

About the Author

Víctor Suárez
Víctor Suárez, Republica dominicana, EldiariodeSantoDomingo.com, 809 805 2735

Be the first to comment on "Declaración Pública."

Deja un comentario

Tu email no será publicado.