A PABLO MILANES

Por victor suarez poeta y cantautor Dominicano

Carajo, Pablo, cincuenta años después, puedes reconocerlo y puedes darte cuenta de que en CUBA la vaina no está bien. Yo diría que en Cuba las cosas nunca estuvieron bien, eso se puede ver en cada Cubano que te encuentras en cualquier parte del mundo y cuando vamos a Cuba lo vivimos mejor.
Los contrarios al régimen, a los que llamamos GUSANOS, en nuestro deseos de minimizarlos por oponerse a la revolución, de pronto parecen ser más visionarios que nosotros, venían diciéndolo desde el principio, que en Cuba no había cambiado nada.
Que la gente sigue en su misma miseria, pero, para muchos de los que están chupando de las mieles de la revolución es sumamente difícil reconocer que la gente del pueblo llano, nunca ha tenido una vida digna, ahora de repente eres un pro hombre, capaz de criticar los puntos en donde la revolución ha fallado, pero, cuan tarde, querido camarada, después de tantos ahogados tratando de alcanzar los cayos de la florida, huyendo de la miseria.
Pero nada, seguimos cantando a las calles de Santiago ensangrentada, al pinoche que nos arrebató la revolución después de conquistada, seguimos haciendo filosofía de la que el tiempo nos dirá que estuvimos equivocados, tropezando y tropezando, seguiremos cantando canciones de desprecio a los grupos que no se acogen ni se acogieron a las verdades y a las mentiras y cancioncitas de amor para entretener a la gente del pueblo, hasta que vengan otros a hacer otra revolución, diciéndole al pueblo enano que es para vivir mejor.
Es más fácil creer en los héroes muertos, porque, los héroes vivos nos decepcionan. En algún momento en nuestras vidas entregamos toda nuestra fuerza, nuestra filosofía, nuestra voz y nuestra entereza Por una causa, nos olvidamos de nuestra casa y de nuestra familia, para servirle a la patria, para alcanzar la meta que impulsara a la mayoría a vivir de un modo más humano.
Sin embargo al pasar el tiempo nos damos cuenta que la lucha en el mayor de los caso fue en vano. Solo unos pocos son los privilegiados, los demás son los demás y seguirán sin derecho a vivir y tienen que seguir emigrando, siendo la vergüenza de nuestras tierras en otras tierras.
Cuanto me equivoque, cuánto tiempo perdido luchando para que hoy sean un grupejo los que disfrutan el esfuerzo de mi lucha, y esto no es sólo en tu CUBA querida, sino también en mi adorada QUISQUEYA y toda América latina.

About the Author

Víctor Suárez
Víctor Suárez, Republica dominicana, EldiariodeSantoDomingo.com, 809 805 2735

Be the first to comment on "A PABLO MILANES"

Deja un comentario

Tu email no será publicado.