¿Matemáticas a punta de pistola en los Estados Unidos?

Por José Zabala.

El 14 de enero del 2013 fue publicado en el prestigioso medio  Eldiariony mi artículo ¿Matemáticas a punta de pistola en Nueva York? Tristemente la historia se repite este martes 24 de mayo de 2022.

“Quien no conoce su historia cargada de errores está condenado a repetirla”. Hoy martes 24 de mayo del 2022 será uno de los días más tristes en historia escolar  en los Estados Unidos y el mundo. Nuevamente surgen voces de querer  armar a los profesores para evitar masacres en las escuelas tras la matanza de la escuela Uvalde Texas. El fiscal jefe de Texas Ken Paxton sugiere armar a los profesores para evitar masacres en las escuelas tras la matanza de Uvalde.

Vemos con preocupación y en mal momento, que ciertos estados de la nación, comienzan a implantar leyes, ordenanzas y procedimientos en algunos distritos escolares de sus estados con relación a establecer que guardias armados custodien las escuelas. Además, proponen que los profesores tengan el derecho de portar armas en las escuelas por el bien de la seguridad.

Grave error, pues considero que los hechos ocurridos en la acaudalada y apacible comunidad de Newtown, Connecticut el pasado mes de diciembre, así como otros actos violentos ocurridos en diferentes escuelas de la nación son hechos aislados. Permitir que otros estados de la nación comiencen a legislar leyes que les den a guardias y profesores el derecho a portar armas de fuego, dentro del recinto escolar, generaría de manera inmediata más violencia.

Considero que los procedimientos que se implementarían para que los profesores y guardias porten armas, mientras se imparte docencia, crearía un daño emocional en los niños. Al mismo tiempo podría despertarles la curiosidad de saber que se siente portando un arma de fuego.

¿Se imaginaría usted a un niño viendo a su profesor impartiendo clases de matemáticas a mano armada? A esto le sumamos todas las consecuencias negativas que pudieran ocurrir en determinado momento.

Otro aspecto que quiero señalar es que, con esa solución momentánea y descabellada le da fuerza a ese viejo adagio de que “la cura es más grave que la enfermedad”, y todos sabemos cómo fórmula matemática: “violencia suma violencia”.

Confió en la capacidad de los líderes electos del estado, para que no permitan que este tipo de leyes u ordenanzas sean aprobadas en Nueva York.

Hoy te digo: Lamentablemente este 24 de mayo 2022 será uno de los días más tristes en los Estados Unidos. La historia se repite.

El fiscal jefe de Texas Ken Paxton sugiere armar a los profesores para evitar masacres en las escuelas tras la matanza de Uvalde. El político ha sugerido que no es la primera vez que se propone armar a los trabajadores de las escuelas, y ha argumentado que los agentes de la Policía rara vez llegan a tiempo para frenar las masacres según reportan medios de comunicación.

El vocero de seguridad de Texas declaró que Salvador Ramos entró a la escuela después de derribar un portón y chocar dentro de la escuela. El atacante salió de la camioneta armado con un chaleco antibalas, ingresó al área de los salones y entró a un aula donde comenzó a disparar. El atacante que ingresó a la escuela primaria de Robb, en la ciudad de Uvalde, Texas y mató a 21 personas (19 menores y dos adultos) se llamaba Salvador Ramos y tenía 18 años.

Ramos era alumno de la Uvalde High School y, antes de la masacre, solía publicar fotos de armas en sus redes sociales, algunas de las cuales comenzaron a circular por Internet apenas ocurrida la masacre según reportan medios de comunicación.

Salvador Ramos, que estaba atrincherado en un salón, recibió a la policía con balazos y alcanzó a herir a dos agentes. Después, un equipo especializado ingresó al aula y abatió al tirador. El jefe de la policía de Uvalde, aseguró que Ramos actuó solo.

Be the first to comment on "¿Matemáticas a punta de pistola en los Estados Unidos?"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*


This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.