Espaillat introduce proyecto ley policías EE.UU rindan cuentas por violar derechos y libertades

Por Ramón Mercedes

NUEVA YORK.- El congresista (NY-13) en esta ciudad, Adriano Espaillat, introdujo un proyecto de Ley ante la Cámara de Representantes para hacer rendir cuentas a los agentes del orden en todo el país por violaciones a los derechos y libertades garantizados por la Constitución de los Estados Unidos.

“Estoy introduciendo la “Ley de Prevención y Rendición de Cuentas por Denegación de Derechos” para hacer que los agentes rindan cuentas en la corte por los abusos cometidos con apariencia de legalidad, y crear un nuevo estatuto que reduciría los obstáculos de la privación intencional de derechos a la privación imprudente de derechos, permitiendo a los fiscales hacer rendir cuentas”, dijo el legislador.

“La impunidad legal para los agentes de la ley que privan a los ciudadanos estadounidenses de sus derechos impacta a los estadounidenses de todos los orígenes, pero tiene un costo especialmente alto para los afroamericanos, que representan el 13 % de la población nacional total, pero que son asesinados por la policía más que el doble de la tasa de los estadounidenses blancos”, dijo Espaillat.

Expresó que los asesinatos policiales de Breonna Taylor en Louisville, Kentucky; Dreasjon ‘Sean’ Reed en Indianápolis, Indiana, y Tony McDade en Tallahassee, Florida, son solo los casos públicos más recientes de un sistema profundamente arraigado del uso excesivo de la fuerza y discriminación por parte de los agentes de la ley y la incapacidad del sistema de justicia para hacerlos rendir cuentas.

“Sin duda, estas personas aún deberían estar vivas. Este momento que presenciamos después del asesinato de Floyd debe marcar la diferencia y nuestros esfuerzos para lograr el cambio”, precisó el congresista de origen dominicano.

“Pido a mis colegas del Congreso que se unan a mí en este esfuerzo, ya que cada uno de nosotros tiene el deber y responsabilidad de tomar medidas significativas para hacer rendir cuentas a los agentes de policía por los abusos de poder y ayudar a sanar las heridas infligidas en las comunidades de nuestra nación durante generaciones”.

Por Ramón Mercedes

NUEVA YORK.- La pandemía del Covid-19 cobró la primera víctima en esta ciudad el pasado día 12 de marzo y hasta este martes día 9 del presente mes (90 días) se han contabilizado 21,877 personas fallecidas de diferentes nacionalidades y 204,253 contagiadas.

Si se efectúa un prorrateo sobre dichas cantidades equivaldría a 243 personas muertas diariamente y 2,269 contagiadas.

Entre los fallecidos hay más de 1,500 dominicanos residentes en los cinco condados y sobrepasan los 15 mil contagiados, informaron a este reportero dos médicos hispanos y un trabajador de salud que laboran en diferentes hospitales, pero solicitando reservas de sus identidades, porque los autorizados de hablar sobre los decesos y contagios son el gobernador Andrew Cuomo y el alcalde de la urbe, Bill de Blasio.

Actualmente residen en la Gran Manzana más de 850 mil dominicanos entre Manhattan, El Bronx, Brooklyn, Queens y Staten Island, siendo la comunidad de inmigrante más grande en la Metrópoli, según las propias autoridades.

Los fallecidos y contagiados en Brooklyn son 6,849 y 56,530 contagiados; en Queens la cantidad de 6,362 y 62,367; en El Bronx 4,541 y 46,103; en Manhattan 2,981 y 25,553; en Staten Island 1,014 y 13,590. Además se registran 130 fallecidos y 110 contagiados que no han sido ubicados en ningún condado.

El mayor número de muertes en esta urbe ocurrió el pasado día 7 de abril, registrándose en 24 horas 590 muertes.

El alcalde de la ciudad, Bill de Blasio, declaró hace algunas semanas que los datos oficiales muestran “claras disparidades” cómo el Covid-19 está afectando a la población, y este se ceba, en especial, con uno de los colectivos con peores condiciones económicas y sociales en la ciudad, los hispanos con un 34% y los afroamericanos con un 28%.

Luego le siguen los blancos con un 27% y el 7% a la comunidad asiática.

La ciudad de NY tiene 8,6 millones de habitantes, según la alcaldía, de ese total, el 32% son blancos, 29% hispanos, el 22% afroamericanos y el 14 % son de ascendencia asiática.