Instituto Duartiano alerta poblada haitianos por falta control frontera

SANTO DOMINGO.- El presidente del Instituto Duartiano advirtió sobre la amenaza de un eventual ingreso masivo, en forma de poblada, de haitianos a República Dominicana, lo que podría convertirse en una situación incontrolable si el Estado dominicano no asume “con seriedad y determinación” la cuestión migratoria.

Wilson Gómez reaccionó así a las declaraciones recientes del jefe de la misión de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) Giuseppe Loprete,  en las que señala que la mayoría de los haitianos repatriados regresan inmediatamente a República Dominicana, usando otro paso o incluso el mismo. “Simplemente, se dan la vuelta”.

“Se evidencia que los controles fronterizos son ineficaces, puntualización que han formulado instituciones y personas que han asumido con verdadera preocupación este tema, y que ahora pone de relieve el referido jefe de misión”, señaló en en documento de prensa.

Manifestó que le ha llamado la atención l o dicho por el jefe de la OIM de que en  Haití “hay mucho dinero que se gasta en organizar esto, para hacer estas expulsiones legalmente, incluyendo el gasto de la logística, y vuelven en el mismo día”.Leyes migratorias solo para los dominicanos

El presidente del Instituto Duartiano expuso que las aseveraciones de Loprete tienen que cubrir de vergüenza a las autoridades migratorias del país, las que, según afirma, “contrastan con una situación que mantiene en ascuas a numerosos ciudadanos de nuestro país”.

Explicó que todas las veces que los dominicanos ingresan y salen del país son objeto de desplazamientos a apartadas zonas aeroportuarias, para ser interrogadas y retenidas, sencillamente porque sus nombres son coincidentes con el de individuos que son objeto de persecución, cuestión que se puede admitir una vez, empero, no por siempre.

“Las leyes migratorias del país no son aplicadas a la migración ilegal haitiana, las repatriaciones que de cuando en vez se realizan no guardan ninguna proporción razonable con el ingreso permanente y en número apreciable que se produce minuto a minuto, sin que haya una reacción firme”, afirmó Gómez.