Por qué Danilo no habla ni dice nada

Por: MELVIN MAÑON

La represión de las protestas contra la corrupción en la OISOE y las instrucciones del jefe del grupo policial ordenando que le den fuetazos a los manifestantes. El ingreso de dos oficiales de la PN a un acto en el centro Juan Montalvo para “averiguar y conocer asistentes”. El asesinato a mansalva de un joven en Santiago y la fuga de uno de los policías que lo asesinó.

La fuga autorizada de dos pilotos franceses convictos de narcotráfico. La sentencia absolutoria de la suprema a favor de Félix Bautista y el retiro subsiguiente del visado de EEUU a ese mismo señor. El rechazo del gobierno del PLD y del señor Danilo Medina

a responder preguntas de periodistas no pagados o dar explicaciones sobre los hechos arriba enumerados son manifestaciones de algo.

¿Están relacionados todos estos hechos? ¿Son reveladores de una tendencia o expresan una coyuntura momentánea?

¿Por que la policía viola la ley y una disposición del mismo gobierno admitiendo el derecho y la legalidad de la protesta? ¿A qué carajo entran dos oficiales a averiguar contenido ni asistencia a un encuentro privado, de protesta y bajo techo?

¿Por que asesinan a Sarita en Santiago y por qué se “fuga” de la custodia uno de los policías asesinos? ¿Por y a través de quienes se fugan los dos franceses? ¿Por qué los americanos retiran la visa a Félix Bautista tras este ser “absuelto”?

Usted apreciado lector ¿tiene una respuesta o ensayo de respuesta verosímil a estas preguntas que no lastime, desacredite y hunda a Danilo Medina?

Si usted le suma a estas preguntas solamente una parte de todo lo que está mal en este país desde los precios de la comida, el dengue que anda por su cuenta y por ahí hasta las “visitas que no son sorpresa” podrá darse cuenta sin necesidad de asesores que todo esto anda muy mal y que el proyecto reeleccionista hace agua.

Entonces dos cosas quedan claras.

A Danilo Medina las cosas no le están saliendo como el quería y creía. Eso lo ha puesto de mal humor pero ya es muy tarde para ablandar habichuelas. El cree que tiene que seguir adelante y al hacerlo se despoja de todas aquellas “amabilidades y humildades” que confundieron a muchos y se va tornando intolerante, despótico y peligroso. Su locura nos empuja a resistir o a sucumbir a su ambición.

Danilo Medina sufría una dermatitis facial cuando pasaba algunos miedos y reservas a ser el nuevo protagonista de la ilegalidad y la corrupción. Traspasado ese umbral, ya con todo claro y al desnudo el tipo va soltando formas, vestuario, modales y amarras; va mostrándose como lo que es y como lo que fue siempre: un fraude, un impostor y un canalla.

¿Ahora entienden porque Danilo Medina no habla ni quiere que le pregunten?

About the Author

Víctor Suárez
Víctor Suárez, Republica dominicana, EldiariodeSantoDomingo.com, 809 805 2735

Be the first to comment on "Por qué Danilo no habla ni dice nada"

Deja un comentario

Tu email no será publicado.