El comienzo de la regeneración moral dominicana

Danilo Medina es bastante predecible pero muchos se equivocan al subestimar su inescrupulosidad. Por ejemplo, la lista de las personas detenidas el día lunes 29 de mayo no fue como creen una chapuza sino un testimonio atrevido de que, trataría de convertir el escándalo en una oportunidad –no se rían ni lloren- reeleccionista.

Ahora, cuando el principal periódico español publica las declaraciones del abogado de ODEBRECHT que directamente lo incriminan a él y las realza con un editorial donde lo reitera ya oficialmente, ese personaje sale a decir que dominicana es el país de mas alto crecimiento en latinoamérica.

Medina está convencido de que somos imbéciles y de que él es el tipo mas listo de la bolita del mundo. Somos nosotros quienes tenemos la obligación de demostrarle su equivocación.

Danilo Medina destruyó moral y políticamente a Leonel Fernández, acorraló y destruyó mucho de sus cuadros mientras en el proceso su procurador decía proceder judicialmente conforme a las denuncias y al reclamo. No importa que una jueza ilustre, cientos de miles de dominicanos e intelectuales que se respetan, periódicos de todo el mundo le muestren la farsa, le pidan cuentas, lo acorralen; el tipo sigue como si nada.

De verdad, Danilo y su gente se creen mas allá del bien y del mal. Hay que recordar ahora, como me hizo saber una mujer en “las Guáranas” años atrás cuando me dijo: “Mire don, la suerte del guapo dura hasta que el pendejo quiere”.

¿Por qué muchos creyeron que la maniobra de Medina era burda y chapucera? Porque evidentemente nadie se la creyó pero eso no le impidió proseguir en ese mismo curso de acción demostrando a sus seguidores que no se detiene ante nada y que ellos pueden y deben seguir cobijados bajo su sombrilla. Como afirmara un personaje de Mississipi Burning, la película de Allan Parker ante el miedo de los negros y la complicidad de los blancos en el asesinato de tres activistas por los derechos civiles: Esto solamente se rompe desde adentro.

Ayudemos a que así sea. Medina se ha visto forzado a darle curso y respuesta a la situación y procede protegiendo a sus seguidores, incriminando a sus adversarios; lo hace con todo el descaro del mundo y ahora nos viene con el crecimiento económico como si fuera verdad y el pueblo recibiera algo de eso.

Desde otros litorales son muchos los que expresaron extrañeza, descontento, indignación ante el número de los detenidos, la identidad de estos, la afiliación política, la instrumentación chapucera del expediente y la negativa a abrir investigaciones por otros tantos casos a pesar de las denuncias, las confesiones, los documentos, el registro de transacciones bancarias .

Nada de eso en buena ley, sería necesario porque Medina, jamás podrá explicar, en ningún tribunal del mundo que ODEBRECHT escogiera a Dominicana para instalar su Departamento de Operaciones Estructuradas, que el mismo decidiera instalarlos directamente en el Palacio Nacional y que arriba de eso es inocente.

Medina es capaz de hacer y de intentar todo aquello que nosotros como pueblo y como sociedad no seamos capaces de impedirle. El sabe que su plan no es perfecto pero es un plan y es lo mejor que, dadas las circunstancias, el podía emprender y observen: Los demás temas y personajes están ahí para relleno y son, como en las películas, actores de reparto.

Ahora mas que nunca hace falta darles calle y verde para obligarlos a hacer lo que ellos, en cierto modo, no pueden hacer y si no que se vayan. ¿acaso duda alguien de que Danilo está implicado hasta el fondo?

A la gente hay que enseñarle que esto apenas está empezando. Esto no es solo Marcha Verde, este es el comienzo de la regeneración moral dominicana. Deberán entender ellos y nosotros que ni no hay Suprema Corte de Justicia, hay pueblo en las calles y que si no es una, será la otra.

La brisa cambió de dirección. Un tribunal de Argentina condenó a 4  jueces a prisión perpetua por encubrimiento de crímenes durante la guerra sucia y la Suprema Corte de Pakistán acaba de destituir al primer ministro Nawaz Sharif. En Gran Bretaña se prepara el enjuiciamiento de Toni Blair por ilegalmente llevar a su país a la guerra contra Iraq en el 2003. En EEUU, donde la cultura no alcanza para enjuiciar a Bush y a Cheney un grupo de psicólogos está en los tribunales acusados de complicidad en el diseño de torturas aplicadas a prisioneros secuestrados ilegalmente en países ilegalmente contratados para que permitieran dichas torturas.

Con razón Danilo Medina clamaba en público por su Congreso y de ahí sus fiscales, sus jueces, sus periódicos, sus periodistas, su gobierno. Entonces, por delante de nosotros está un verdadero esfuerzo que consiste no tanto en definir que es la Marcha Verde sino cual es la agenda apropiada y cuales son los métodos de lucha a seguir.

Por si acaso sirviera, una vez, al escribir su Manual de la Guerra de Guerrillas el Ché Guevara afirmó: La velocidad de una guerrilla, es igual a la velocidad de su hombre mas lento. Ahí reside una sabia advertencia.

Aquí se juegan ellos el poder y nosotros el futuro del país.

JPM

About the Author

Víctor Suárez
Víctor Suárez, Republica dominicana, EldiariodeSantoDomingo.com, 809 805 2735

Be the first to comment on "El comienzo de la regeneración moral dominicana"

Deja un comentario

Tu email no será publicado.